Cómo enseñar a tu perro a jugar con el Kong

 

Cómo enseñar a tu perro a jugar con el Kong y otros juguetes interactivos

Solemos pensar que nuestro perro solo necesita ejercicio físico para mantenerse sano y equilibrado, pero olvidamos la parte emocional y la estimulación mental, cosas muy necesarias en su día a día, que lo ayudarán a mantenerse equilibrado y tranquilo.

Tenemos la idea de que nuestro perro tiene que cansarse; le tiramos la pelota para que la persiga una y otra vez, o le hacemos correr, para que llegue a casa exhausto. El ejercicio físico es necesario, es cierto que cansa, pero la recuperación es muy rápida y además, mal planteado puede generar estrés y más activación. Es cierto que tu perro llegará cansado, pero no tranquilo.

Esto ocurre porque necesitamos además darle importancia a la estimulación mental. Ambas cosas son necesarias, pero esta última la olvidamos o incluso la desconocemos.

En este Post encontrarás información completa sobre la estimulación mental. Hoy quiero hablarte de los juguetes interactivos como uno de los recursos que puedes utilizar para estimular mentalmente a tu perro.

¿QUÉ SON LOS JUGUETES INTERACTIVOS?

Los juguetes interactivos son objetos con diferentes mecanismos que tu perro deberá descubrir para poder sacar la comida que llevan en su interior. A los perros les resulta muy estimulante el tener que conseguir la comida de esta forma. Piensa que en la naturaleza los perros tienen que apañárselas para conseguir la comida, no se la encuentran en un plato. Este esfuerzo que tienen que hacer para conseguir los premios los estimula mentalmente y los mantiene entretenidos.

¿Cuáles SON LOS BENEFICIOS PARA MI PERRO?

Los beneficios de usar estos juguetes son muchos; aparte de la estimulación mental, pueden ayudarte a evitar destrozos en casa, ayudar a los perros que tienen miedo a quedarse solos en casa, entretener en los días de lluvia cuando se hacen paseos más cortos…

  • Ayudan a mantener entretenido a tu perro mientras estás fuera de casa.
  • Estimulan, al tener que trabajar para conseguir la comida. Puedes darles de comer toda su comida con estos juguetes.
  • Además aportan estimulación olfativa, una actividad fundamental para tu perro.
  • Puedes darle las sobras de comida en ellos y así no acostumbrarles a que te la pidan en la mesa. Eso sí, asegúrate de que la comida que les das es apta para su consumo.
  • Puedes usarlos para mantener a tu perro entretenido mientras pones la mesa (para perros “ladrones”), o si se tiene que quedar solo en una habitación mientras viene una visita…

TIPOS DE JUGUETES

El juguete más utilizado y famoso es el Kong. Es un cono hueco fabricado en caucho. Lo puedes encontrar en el mercado en diferentes tamaños y durezas (rosa- cachorros, rojo adultos mordida normal y negro para súper mordedores). En su interior se colocan premios que tu perro deberá ir sacando. Hay perros que lo cogen y lo golpean contra el suelo, otros le dan con la pata y lo giran o bien lo lamen.

El Kong es el juguete más famoso, pero a mí me gustan mucho el Kong Wobbler (como un tentetieso que tu perro debe golpear para sacar la comida) y el Twist and treat de Busy Buddy, conocido comúnmente como “ovni”.

twist 2

foto: twist and treat de Busy Buddy

Juguete-Kong-para-perros                                               Kong Wlobber

CÓMO JUGAR

Para que tu perro no se frustre, es necesario que modules la complejidad, empezando por ponérselo muy muy fácil. Una vez haya entendido de qué va el juego, puedes ir subiendo la dificultad:

1.- Comienza rellenando el Kong con pienso seco y nada más. Muéstraselo a tu perro, déjalo en el suelo y permítele que explore. Hazlo rodar si ves que no lo entiende, para que vea que el pienso va saliendo. Ten paciencia, tu perro necesita su tiempo de aprendizaje.

2.- Una vez que se comprende el juego, aumenta la dificultad. Puedes continuar con el pienso seco y tapar el agujero con un trocito de queso en lonchas. Tu perro deberá retirar primero la capa de queso para que el pienso salga.

3.- Caldo de pollo. Rellena el Kong con caldo de pollo (bajo en sal) y mételo en el congelador. Es un recurso muy bueno para los días de calor. Eso sí, no olvides mojar el Kong cuando lo saques del congelador para que a tu perro no se le quede la lengua pegada.

4.- Queso en lonchas, jamón cocido o pavo/pollo. Puedes introducir lonchas en el Kong y apretarlas para que resulte difícil sacarlas. En el caso del ovni, lo suelo untar por fuera o tapar la ranura con queso en lonchas.

Ten en cuenta que debes descontar los premios con los que rellenas el Kong o cualquier otro juguete, de la dieta diaria de tu perro, para evitar problemas de sobrepeso.

Otra cosa que tienes que tener en cuenta es que los juguetes interactivos no son la única forma de estimular a tu perro; nada sustituye a buen paseo donde pueda oler, explorar sitios nuevos y relacionarse con otros perros.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.