Mi perro senior: todo lo que debes tener en cuenta

PODCAST SiempreconmiPERRO. CAPÍTULO 3.

Mi perro senior: todo lo que debes tener en cuenta

En el vídeo de hoy me gustaría contarte qué cosas son importantes y hay que tener en cuenta si convives con un perro senior. Te confieso que estoy super inmersa en este tema, ya que Yosi, uno de mis compañeros caninos, cumplirá once años en Agosto ¡quién lo diría!

Antes que nada, comentarte que ésta es una etapa igual de bonita que cualquier otra; para mí, cada etapa de la vida de mis perros me parece una auténtica aventura, cada una con sus peculiaridades.

Hoy en día, gracias a que existe mayor conciencia social acerca de los cuidados que damos a los perros, éstos han visto aumentada su esperanza de vida de una manera muy significativa; está ocurriendo como con las personas, que cada vez somos más longevas. Esto por lado es algo muy positivo y una gran noticia, pero también es cierto que con la vejez vamos a ir necesitando cambiar hábitos en nuestras vidas para poder mantenernos sanos y ¡ que realmente merezca la pena seguir viviendo! Con los perros está pasando igual, así que, merece la pena que tengas algunas cosas en cuenta para disfrutar de la vida junto a tu perro senior.

Conocer los cambios que va experimentando tu perro senior no es algo que tenga que angustiarte, sino que debe servirte para conocer donde están los límites de tu perro y para qué cosas puedes contar con él, además de asegurarte en todo momento que tiene sus necesidades cubiertas.

Cómo saber que mi perro es senior?

Realmente no existe una frontera clara entre un perro adulto y uno senior. Eso que dicen de que 1 año humano equivale a 7 años en el perro no es del todo cierto que depende de la edad y la raza. En realidad, lo que realmente influye es la combinación de predisposición genética y ambiente (en este caso, en  este caso, el historial de tu perro, la vida que ha llevado, lo que ha comido, dónde ha descansado…).

Cambios en el perro senior.

Sobre todo, se aprecian cambios físicos debidos a la edad:

  • A casi todos les salen canas alrededor del hocico
  • Se cansan antes y toleran peor la actividad física
  • Su metabolismo se vuelve más lento y se vuelven más sedentarios, por lo que pueden surgir problemas de sobrepeso
  • Suelen perder capacidad visual (es algo que ocurre a todos los animales)
  • Pueden surgir problemas de absorción de nutrientes
  • Problemas en articulaciones (por desgaste y sobrepeso).
  • Aparición de bultitos y tumores en la piel
  • Suelen tener problemas de pérdida de orina que se pueden interpretar como pérdida de conductas higiénicas

Ya te digo que casi todas estas cosas son normales, a unos perros les pasarán unas y a otros otras, pero no debes angustiarte, sino poner remedio y facilitarle la vida a tu perro.

Cambios en la conducta:

Hay quien dice que el carácter de los perros puede cambiar al hacerse mayores. Yo opino que no es que cambien, sino que puede que sus características de personalidad se acentúen, como ocurre con las personas. Además, creo que los cambios en el comportamiento se deben o bien a alguna incomodidad, que les hace estar más gruñones, o bien a que no te escuchen cuando los llamas, se despisten porque no te ven…

He visto a perros que han dejado de jugar, o bien, muestran más afinidad por juegos menos activos. A Yosi por ejemplo, siempre le ha gustado jugar con otros perros pero no más de dos minutos de cortesía. Sin embargo, le encanta jugar a buscar su juguete y de vez en cuando forcejea conmigo, me da mordisquitos y se retuerce pegado a mi espalda. Y sigue igual.

He encontrado un artículo muy interesante de Sr. Perro que recoge muy bien esta idea:

Aunque en algunos casos puede existir un trastorno neurológico degenerativo asociado a la edad, en otras muchas ocasiones los perros cambian su actitud porque no se encuentran del todo bien. Es importante distinguir entre la tranquilidad de la tercera edad y los posibles problemas físicos que hacen que un perro esté, efectivamente, más gruñón o letárgico.

Frecuentemente encontramos perros con dolor causado por desgaste de las articulaciones, falta de visión que les dificulta la movilidad en su entorno o déficit de audición que empeora sus capacidades comunicativas, entre otras alteraciones físicas.

Es muy recomendable que consultes cualquier cambio con tu veterinario, no sólo porque podrá recomendarte opciones para mejorar su calidad de vida sino porque en caso de que sea un síntoma de alguna enfermedad, la detección temprana será clave”.

También pueden ocurrir cambios, por ejemplo, en la conducta higiénica; tu perro puede preferir orinar ahora en algún lugar de la casa. Esto puede deberse a que no tenga ganas de salir a la calle por la temperatura, o que haya perdido el control del esfínter por problemas en la uretra, vejiga, próstata…

Tener en cuenta todos estos cambios debe servirte para COMPRENDER Y APOYAR A TU PERRO.

Cosas que puedes hacer por tu perro senior:

Vigila su salud. Visita a tu veterinario.

Es muy recomendable una analítica semestral para asegurarte de que todo marcha bien, detectar a tiempo posibles problemas y adaptar la alimentación con los complementos nutricionales que tu perro necesite.

Las visitas al veterinario no deberían ser únicamente para consultar problemas, sino para prevenirlos.

Descanso.

Los perros senior descansarán mucho mejor en una cama de viscoelástica, un material que se adapta a la forma de su cuerpo y amortigua el peso de las articulaciones. Piensa que si tu perro ahora va a pasar más tiempo descansando, qué mejor que ofrecerle un lugar donde pueda hacerlo con comodidad. Puedes cubrirla con una esterilla refrescante en verano, ponerle una mantita eléctrica en el caso de que tenga problemas de artritis o artrosis… a algunos perros les encanta tener una almohada.

Es importante que respetes el descanso de tu perro y su necesidad de estar tranquilo. Ten especial cuidado con los niños y con perros jóvenes. Puedes poner su camita en el transportín para que se encuentre aún más protegido (a los perros miedosos les dará seguridad).

Alimentación.

Existen muchos alimentos en el mercado especialmente diseñados para perros senior. Asegúrate darle uno de calidad a tu perro. algunos perros se vuelven más delicados con los sabores. ¡Dale algo que realmente disfrute! Ten en cuenta que los perros senior necesitan un menor aporte de grasas y más proteínas. Algunos piensos cuentan con suplementos, como condoprotectores para las articulaciones, vitaminas y minerales que favorecerán la absorción de los nutrientes, mejorarán el estado del pelaje y cuidarán de sus dientes.

Actividad física.

Que tu perro se canse antes no significa que no tenga que hacer ejercicio (a no ser que un problema de salud se lo impida).

La actividad física les ayudará a dormir mejor, y mantendrá tonificados los músculos y los huesos.

Los paseos se vuelven la actividad estrella para tu perro. Cambia de ruta de vez en cuando, para que cambien los olores del paseo; elige suelos con diferentes texturas, que resultarán estimulantes y con algunos pequeños obstáculos, para trabajar la propiocepción y el equilibrio (siempre teniendo en cuenta los límites de tu perro).

Hoy en día existen en el mercado arneses especiales, para perros con movilidad reducida, que tienen problemas en las extremidades posteriores, anteriores o ambas.

Masajes.

Son ideales para perros con problemas articulares. Eso sí, deben ser realizados por un profesional.

Lo que tú si puedes hacer es darle un pequeño masaje relajante a tu perro, sin forzar ni estirar, solo para relajar. Los masajes te pueden ayudar a detectar irregularidades en la piel y el pelo, a reforzar el vínculo con tu perro y a proporcionarle calma. También, si los haces con movimientos más rápidos y cortos, pueden servirte para activar a tu perro antes de las salidas si está algo desmotivado (asegúrate antes que la desmotivación no ocurre porque siente algún dolor).

En el taller veremos cómo podemos hacer este masaje y qué cosas debemos tener en cuenta, además, quiero mostrarte otras técnicas que pueden ayudar a tu perro a mejorar su musculatura y aliviar dolores, como la acupuntura y la presoterapia.

Las caricias deseadas también son una muy buena manera de relajar a tu perro senior y fortalecer vuestro vínculo.

Actividad mental

Los perros senior pueden seguir aprendiendo hasta el infinito y más allá.

Es verdad que la plasticidad de su sistema nervioso es más reducida que en la juventud, pero aun así, pueden aprender.

Si bien es cierto que un perro que nunca ha sido entrenado puede tener problemas para comprender qué le estás pidiendo, siempre puedes entrenar algunas habilidades fáciles. Sobre todo, ten en cuenta que no conlleven un sobreesfuerzo físico, como hacer el osito o saltar entre los brazos. Puedes hacer que rodee un cono, que toque algo con su hocico, aprender a traer un juguete determinado…

De igual manera, puedes darle juguetes interactivos y de inteligencia (adaptando la dificultad a cada perro, como veremos en el taller).

Olfato.

 

Con el olfato también podrás ofrecer entretenimiento a tu perro senior, hacerle parques de olor (en el taller veremos en qué consisten), algunos juegos sencillos…

Recuerda que el olfato induce calma, emociones positivas y concentración. Además, conlleva un desgaste físico importante.

Una de las cosas que más me gusta del olfato es su versatilidad. En perros a los que les cuesta orientarse por la vista, poner un ambientador con un olor diferente en cada habitación les puede servir de gran ayuda.

Adaptar el hogar.

En casa, si lo consideras necesario, puedes hacer algunos cambios para facilitarle a tu perro la movilidad y el día a día.

Los perros en general suelen tener problemas con los suelos de madera y los muy pulimentados, ya que se resbalan. Puedes poner pasillos con esterillas o alfombras. Si tu perro padece displasia de cadera, te lo agradecerá enormemente, así como una rampa para subir al coche.

También puedes delimitar espacios con barandillas y puertas para bebés, si crees que tu perro corre peligro de caer por las escaleras o no quieres que por seguridad acceda a alguna habitación.

El vínculo contigo.

Lo más importante de todo es que estés al lado de tu perro ahora que va a necesitarte más. Vívelo como otra bonita etapa en vuestras vidas, donde vais a disfrutar de la confianza que habéis cultivado durante los años de convivencia, de la calma y tranquilidad de estos años dorados.

Devuélvele a tu perro todas las cosas buenas que te ha dado y disfruta ofreciéndole la mejor de las jubilaciones.

Adoptar un senior.

Por último, no quería despedirme sin plantearte la cuestión de adoptar un perro senior. A veces, tenemos en la cabeza la idea de adoptar un cahorrro, pero los perros senior, que tanta necesidad tienen de un hogar calentito y confortable, son más difíciles de adoptar. Creo que hacerlo es un verdadero acto de amor.

En Facebook existe un grupo llamado “Tengo más de siete años ¿hay también amor para mí?” donde podrás ver muchos casos de perros abuelos que buscan un hogar.

Si quieres asistir a los seminarios presenciales, consulta en Facebook, en mi página https://facebook.com/siempreconmiperro el calendario de eventos.

O bien, seguirnos en el canal de Youtube

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.