Las claves para un perro feliz : Las cinco libertades .

20160914_140254

Cuando hablamos de qué cosas son importantes para que un animal pueda considerarse que es feliz -Bienestar Animal (BA)-, solemos hacer un montón de suposiciones acerca de los animales y de lo que creemos que necesitan y sienten. Estos puntos de vista son personales y no están necesariamente basados en pruebas científicas, ya que nos acercamos a este tema utilizando la ética por sensibilidad; con unas opiniones sesgadas por la incidencia de varios factores (biológicos, culturales, de aprendizaje, psicológicos y sociales). Esto ocurre en parte porque la aproximación al Bienestar Animal se ha hecho a lo largo de la Historia desde la Filosofía.

 

Hasta el siglo XVIII la cuestión del BA se centraba en mantener a los animales sanos para obtener un mejor rendimiento. Jeremy Bentham (1748-1832), padre del Utilitarismo, introduce el concepto de “animales sintientes”. Con una reflexión que ha pasado a la historia, ponía el énfasis en la capacidad de los animales no humanos para sentir. Esta idea de entender cómo percibe el mundo el animal, es la clave para entender los estudios actuales y desarrollos teóricos y prácticos en el ámbito del BA (Animal Welfare).

 

betham diapo

 

Uno de los avances más importantes en el BA ha sido éste, el considerar a los animales como seres sintientes. Aunque parezca algo muy evidente, hoy en día aún encontramos a personas que afirman que los animales no son capaces de sentir el dolor de la misma manera que nosotros, ni otras emociones como la alegría o la tristeza, por no hablar ya del afecto. Otras afirman que los animales no son conscientes y que, por tanto, aunque puedan experimentar emociones no son conscientes de ellas.

Yo la verdad es que no comparto para nada estas ideas, ya que hay muchos estudios que sí dan la razón a la conciencia animal y a su capacidad para sufrir. Y esta es la línea de la Ciencia del BA: La forma en la que un animal siente una situación es la dimensión más importante al hablar de su bienestar. La suposición de que los animales son conscientes y capaces de experimentar sensaciones y emociones negativas está en el centro de la preocupación de la mayoría de las personas que estudian su bienestar. Porque la cultura y el momento histórico pueden variar, pero el cómo percibe una situación un animal no cambiará y será un dato objetivo.

La ventaja de usar un enfoque científico para discutir cuestiones relacionadas con el BA es que contamos con datos objetivos sobre los animales y lo que les importa. Al sacar la emoción del argumento y usar la evidencia obtenida de los rigurosos estudios sobre los animales y sus respuestas a los desafíos ambientales, podemos estar más seguros de que estamos proporcionando una visión del mundo que refleja mejor una situación desde el punto de vista del animal.

Se ha llegado a comprender que los animales no solo están aquí para el beneficio humano, sino que tienen sus necesidades y sentimientos propios, y si estos no están satisfechos, son propensos a sufrir.

En los estudios científicos de BA se utilizan diferentes medidas (no invasivas) enfrentando a los animales a desafíos cotidianos en su entorno. Se utilizan estrategias no intrusivas y se parte de la base de que la investigación va a incidir directamente y de manera positiva en el desarrollo de la especie estudiada. Por ejemplo, se puede medir el nivel de cortisol segregado por un perro durante una sesión de entrenamiento para obtener una medida directa del estrés experimentado por el perro durante el desarrollo de la actividad, o bien dejar elegir a un grupo de gallinas entre estar dentro o fuera del establo, con más o menos espacio, más cerca o más alejadas unas de otras y comprobar así qué prefieren.

Evidentemente, se hace preciso un amplio conocimiento de la etología de cada especie: cómo perciben e interpretan el mundo (Umwelt), dónde prefieren estar, qué cosas les resultan agradables, qué necesitan…

 

LAS CINCO LIBERTADES Y EL DEBER DE CUIDADO

Dicho esto, uno de los logros del BA los constituyen las Cinco Libertades de los Animales. Enunciadas en un principio para garantizar el bienestar de los animales de granja, también podrían aplicarse a los animales de compañía, como perros y gatos. Estas son las cinco libertades:

 

las cinco libertades

 

Estas cinco libertades constituyen los mínimos que garantizan el bienestar de los animales no humanos. Pero si nos fijamos, casi todas, excepto la última, tratan de evitar cosas negativas, no aportan nada positivo. Aunque las Cinco Libertades constituyen una base para empezar a cuestionarnos cómo tratamos a los animales, analizadas a fondo podría decirse que se basan en unos mínimos de supervivencia.

El Doctor Mellor, de la Universidad de Massey, ha publicado un estudio en el cual se revisan las Cinco Libertades y se ofrecen unos nuevos objetivos para el BA que consisten ya no de pasar de -10 a 0 como en el caso de las cinco libertades, sino de de 0 a 10, es decir, aportar más que evitar. Este enfoque forma parte del Deber de Cuidado, en el cual nos centramos en qué cosas podemos aportar a los animales para que alcancen la felicidad. El enfoque desde el deber de cuidado fomenta la tenencia responsable por parte de las personas encargadas de su cuidado.

Mellor comenta en su estudio que la cuestión no es ofrecer a los animales la posibilidad de sobrevivir, sino de prosperar. Y esto me parece  muy necesario, ya que los animales no están en este mundo para servirnos, pero son fundamentales en nuestro día a día, tenemos mucho que agradecerles y, como responsables de sus vidas, deberíamos plantearnos su derecho a no sufrir y ser felices. Ahora os explicaré cuales son los Objetivos de Bienestar que propone Mellor, pero antes deciros que en el mismo estudio se recomienda que estos indicadores de bienestar sean difundidos y lleguen a todas las personas que tienen animales de compañía en casa.

over

“el objetivo final es ofrecer a los animales la oportunidad de prosperar, no solo de sobrevivir”

Veamos la propuesta de Mellor:

modelo mellor

 

De esta manera, el bienestar animal no consiste únicamente en garantizar la supervivencia de los animales, sino de permitirles alcanzar la felicidad. Y Gracias a la Ciencia del Bienestar Animal, podremos hacer afirmaciones objetivas y con fundamento empírico que nos ayuden a mejorar la vida de nuestros hermanos no humanos.

En la semana dedicada al Bienestar de tu perro vamos a analizar punto por punto todos estos objetivos, ¿nos acompañas?

 

Noelia Vilchez.

Psicóloga General. Educadora Canina y Experta en Intervenciones Asistidas por Animales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.