¿qué es la estimulación mental canina ?

 

¿qué es la estimulación mental canina y por qué todo el mundo habla de ella?

 

En este post te cuento todo lo que tienes que saber sobre la estimulación mental de tu perro, por qué es tan importante y cómo puedes ofrecer oportunidades a tu peludo de poner en marcha sus neuronas!

Aprovecho para comentarte que, si tras leer este artículo te sigue interesando este tema, pronto tendremos un taller sobre juegos de inteligencia caseros para perros, donde no solo aprenderás a fabricar los juguetes, sino que además te enseñaré cómo utilizarlos para sacarle el máximo partido y conseguir objetivos de calma y bienestar en tu perro.

Vamos al lío!

 

1.- Qué es la estimulación mental canina?

La estimulación mental canina tiene como objetivo proporcionar a tu perro ocasiones para pensar.

Así, tan sencillo aparentemente, pero un tema que hasta ahora no ha sido muy tenido en cuenta en la educación canina y en la gestión del comportamiento.

En un principio, creo que a este tema no se le prestó durante mucho tiempo la atención necesaria debido al enfoque conductista reinante en el mundo del adiestramiento, más centrado en conductas observables y, por otro lado a la negación por parte de algunos sectores de la ciencia, de la existencia de cognición en especies animales distintas a la humana. Durante mucho tiempo se afirmaba que los humanos nos distinguíamos de los demás animales porque éramos capaces de pensar, teníamos mente; el resto de especies animales respondían al entorno dependiendo del éxito/fracaso de su respuesta. Además, en los fundamentos del bienestar animal (que aún no podía considerarse ni bienestar animal tal como hoy se entiende), solo se consideraban necesarios la alimentación y el cobijo para garantizar el bienestar del animal (solo referido a su salud física).

Sin embargo, y por suerte, la ciencia cognitiva ha puesto su foco en los procesos mentales subyacentes al comportamiento animal en cualquier especie demostrando que la cognición no es precisamente exclusiva del homo sapiens. Y no solo eso, sino que cada especie y cada individuo pueden pensar de manera diferente.

Con esto quiero decir que sí, que está demostrado que los animales son capaces de pensar, de crear imágenes mentales en su cabeza y pensar posibles soluciones a un problema, planificar una estrategia y solucionar dicha situación. Y tu perro también.

¿por qué mi perro necesita estimulación mental?

Tener una capacidad así y no aprovecharla ni estimularla puede hacer que tu perro se aburra, se frustre y empiece a hacer cosas que no debería. Además, desde la Ciencia  del Bienestar Animal se contempla que cada especie debe poder desarrollar sus capacidades especie específicas para poder gozar de un bienestar emocional y físico pleno, y la estimulación mental es una de estas capacidades que tu perro tiene y que necesita poner en práctica.

Hace poco se publicó la versión española de la pirámide de necesidades de los perros (*), en la que se contempla la actividad mental como una “necesidad cognitiva canina”.

 

piramideEs decir, tu perro necesita enfrentarse a nuevos retos día a día, al igual que necesita oler, comer, pasear y relacionarse con otros perros. Y eres tú quién debe proporcionarle estas oportunidades.

 

¿Cómo puedo hacer para estimular mentalmente a mi perro?

Básicamente, planteándole retos mentales:

Juguetes interactivos

Tienen una forma que hace que tu perro tenga que sacar la comida de alguna forma. Kong, ovni… además, te pueden ayudar a evitar destrozos en casa, que no coja/pida comida de la mesa… en esta foto puedes ver a Selu jugando con un Kong, intentando sacar la comida que tiene dentro. Si quieres verlo en acción, mira este enlace: selu, yosi y kong

20170918_083853

Juguetes de inteligencia.

Son más difíciles que los interactivos de comida típicos como el Kong porque los mecanismos son más complicados. Si los fabricas tú mism@ podrás adaptarlos a las necesidades de tu perro y puedes usarlos para ayudarle a resolver problemas de inseguridad, miedos, autocontrol…eso sí, con ayuda profesional para asegurarte el éxito. El perro tiene que pensar una estrategia para conseguir el premio. En el enlace que aparece más abajo, vemos a Selu y Yosi con un juego casero en el que tiene que sacar primero los cilindros de cartón para conseguir la comida. También os enseño otro en el que tiene que tirar de la cuerda para que la bandeja de comida salga. Al ser juegos caseros puedo ir cambiando y añadiéndoles complejidad.

Juego de los cilindros:  pincha aquí

En la foto de abajo aparece un juego de inteligencia casero.  Te dejo el enlace al Vídeo  donde Yosi aprende a usarlo. Fíjate en cómo piensa, observa, se aleja y finalmente resuelve.

20171116_120905

 

Juegos de olfato

Concentran y hacen que tu perro utilice su sentido más poderoso y el que le evoca más emociones positivas. También, bien usado, sirve para darle un valor positivo a situaciones percibidas por tu perro como aversivas. Y no creas que necesariamente tienes que esconder algo y que tu perro lo encuentre para estimularlo, prueba a hacer un rastro con una pastilla de caldo de pollo, o bien dile a algún/a amig@ que te preste la manta donde duerme su gato/perro y ponla en tu casa. Tu perro disfrutará olisqueando y tratando de averiguar qué es ese olor. También debes dejar que tu perro se detenga a olfatear por la calle. En la foto ves a Lupe “leyendo los whatsapps” del barrio.

 

20171011_100559

 

Enseñando habilidades.

Si estas habilidades las usas en tu día a día con tu perro (por ejemplo la llamada o el caminar juntos) mejor que mejor!

 

Consejos.

1.- Comienza con ejercicios muy fáciles para que tu perro no acabe frustrándose e intenta terminar siempre con un ejercicio en el que tu perro tenga el éxito asegurado. Si tu perro se frustra con facilidad, hazlo de manera que tenga un 100% de aciertos. Recuerda que la proporción debería ser 80% aciertos para conseguir que esté motivado.

2.- Busca siempre la calma y la concentración de tu perro. La actividad debería relajarle, no activarlo y ponerlo muy nerviosos; puede ser que tengas que bajar la dificultad del ejercicio. Si ves que con algún juguete interactivo se excita, cámbialo por otro que le relaje más.

3.-Puede que tu perro te pida ayuda para resolver el problema. Seguro que lo hace en forma de mirada, buscando tu apoyo social. Si lo que te interesa es trabajar el vínculo con él, puedes darle pistas, pero nunca la solución. Si lo que quieres es desarrollar su proactividad, no des muchas señales.

(*) fuente: Linda Michaels. En este enlace del blog SimiperroHABLARA puedes encontrar más información sobre este tema: pincha aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.